El diseño rústico está inspirado en las casas de campo, en los materiales naturales con los que están hechas y decoradas y en la naturaleza. Todo esto nos da esa sensación de tranquilidad, comodidad y paz que hace que nos sintamos en un retiro en pleno bosque.

Si a ti también te encanta la decoración más campestre para tu hogar, te aconsejamos varios modelos de lámparas para darle el toque que necesita tu cocina.

Lo rústico no está reñido con lo moderno

El toque vintage siempre queda bien en una decoración rústica. Uno de los objetivos de la decoración vintage es trasladarnos a otra época mediante los muebles, accesorios y pequeños detalles que hacen única a nuestra casa.

Así que una manera original para hacerlo es mediante las lámparas, que no hace falta que sean del siglo pasado para que sean vintage. Puedes hacer una fusión entre lo antiguo y lo moderno con las famosas bombillas desnudas, tan en auge actualmente.

Este modelo combina el cristal transparente donde se encuentra la bombilla, el negro de la tapa que la encierra y el cable recubierto por un cordel trenzado en un color metálico, muy acertada también para decorar una casa al más puro estilo industrial. Nuestro consejo: Colócala sobre tu mesa de comedor para iluminar una cena en amigos o una merienda en familia.

Lámparas blancas para iluminar la sala

Una de las ventajas de las casas de campo es que normalmente son muy luminosas, con grandes ventanales por donde entra mucha luz natural. Por eso, no es necesario que llenes cada estancia con lámparas de pie y de mesa, si no que coloques en los lugares más indicados las luces que necesitas.

Las lámparas blancas resaltan la decoración de la cocina y quedará genial si tienes muebles en madera o pequeños utensilios y accesorios de madera.

Un tono dorado para darle un ambiente más clásico

Los tonos neutros y blancos triunfan en la decoración rústica. Por eso es importante que añadamos algún elemento de color que rompa un poco con la monotonía del lugar. En este caso puedes optar por una de las tendencias que más fuerza han tenido últimamente: el dorado.

Esta lámpara de acero en tonos dorados es perfecta para darle un toque clásico y bohemio a tu cocina. Además, la puedes colgar de una esquina de la estantería para dar más luz a una zona específica de la sala.

 

¡Comparte!