Back to top

#BVSTalks: Egue y Seta nos cuentan su original visión del interiorismo

Home / Decoradores / #BVSTalks: Egue y Seta nos cuentan su original visión del interiorismo

Egue y Seta se confirma como uno de los estudios de interiorismo más influyentes de España. Este espacio de diseñadores afincado en Barcelona tiene como marca personal su originalidad, alegría e informalidad a la hora de decorar cualquier estancia. Además, desde hace un tiempo, Egue y Seta también han dado el salto a las redes sociales, donde ya cuentan con más de 30.000 seguidores solamente en Instagram.

En Black Velvet Studio nos encanta poder conversar con ellos sobre interiorismo, influencias y sobre los muebles que no pueden faltar en una casa. ¿Quieres saber lo que nos han contado?

¡Está todo aquí abajo!

¿Cómo definiríais vuestro estilo?

Esto nos lo han preguntado otras veces y siempre repetimos lo mismo porque es la verdad. A lo largo de los años, hemos visto reseñas en diferentes medios en donde se nos asocia a estilos y etiquetas muy concretos: “Abanderados del Diseño Happy”, “Diseño interior masculino”; siendo una de las últimas que recordamos la de “Diseño fácil” (intentando aludir a que resultaba “fácil de gustar”, según nos explicaron después, ¡uffff!).

Nos divierten y sorprenden todas las reseñas y siempre las agradecemos, pero tampoco nos las tomamos a pecho, pues entendemos que en cada caso los “happy”, los masculinos, o los fáciles de gustar, no somos nosotros, sino las marcas y los clientes. En lo relacionado a la masculinidad, solo recordar que Egue y Seta es un equipo conformado en un 90% de chicas. ¡Por lo que entenderíamos más etiquetas como #girlpower!

Por otra parte, nos gusta pensar que nuestros proyectos son todos muy distintos entre sí, ya que trabajamos para marcas y audiencias totalmente diferentes. No obstante, y como decíamos antes, es innegable que puestos a rastrear “constantes” de diseño a lo largo de nuestro portfolio, sin duda, estas reiteraciones se encontrarán.

Creemos que el lujo o la calidad espacial estriban menos en el precio de los materiales, el mobiliario y las intervenciones proyectados que en la amplitud, la exterioridad, y la versatilidad del conjunto. Por tanto, nos gusta creer que en todos los proyectos del despacho, en algunos más y en otros menos, claro, se puede leer una preocupación por integrar espacios, por combinar usos, por vincular el interior con el exterior y en general, por conseguir transparencias y esquemas de iluminación muy heterogéneos y específicos.

Nos hace ilusión trabajar a partir de lo que existe y darle valor, con lo cual no sería descabellado decir que intentamos interiorismos “respetuosos” con la arquitectura original, siempre que allí resida el valor del inmueble. También es cierto que tendemos a plantear los proyectos en clave narrativa, intentando siempre “contar historias” a partir de los mismos.

Intentamos contar historias personales que tengan más que ver con los clientes, los productos y sus usuarios que estrictamente con los espacios en donde discurren sus vidas.

¿Cuáles han sido las mayores influencias en vuestro estilo?

Somos muchos en el despacho, y cada uno tiene influencias distintas. En general, se puede decir que nos influencia todo lo que admiramos y nos inspira.

Quizás viajar es la manera más divertida de inspirarse, pero no es, ni por mucho, la única o la más barata. Quién no se ha topado con novelas y ensayos muy sugerentes de los cuales ha extraído alguna idea que plasmar en algún proyecto, o con alguna peli o alguna canción que le aporta algo similar.

Todo depende de la persona, de cuán visual es, o de su capacidad de abstracción. Lo más común en nuestro campo, no obstante, es la adaptación a partir de lo visual. Hoy en día, sin embargo, el aluvión de imágenes al que estamos sometidos es tan bestia, que determinar exactamente dónde vimos aquello que, a veces sin saberlo, estamos re interpretando en el contexto de un proyecto, resulta tremendamente difícil.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Egue y Seta (@egueyseta) el

Existen plataformas digitales, más o menos sociales, íntegramente diseñadas para organizar y compartir la inspiración (houzz, visualizeUs, etc). También consultamos a menudo Afflante, dezeen, frame, designboom y en papel compramos  Proyecto Contract, AD y Nuevo Estilo, entre otras. Vamos variando, es imposible consumirlas todas al mismo tiempo. Pinterest también funciona como una revista constantemente actualizada y muy visual “curada” por gente con intereses afines: Al menos como termómetro del gusto predominante es muy interesante.

¿Cuál dirías que es vuestro objeto o mueble indispensable?

Los muebles hiper- específicos hoy obsoletos tienen un encanto nostálgico que encontramos muy sugerente. ¿Vuestras abuelas no tuvieron aquel silloncito-mesa integrado (y horrible) que utilizaban para sentarse a hablar por teléfono? ¿No os resulta fascinante? ¿No os hace pensar en el próximo aparato tecnológico moderno y doméstico, para el que sería necesario diseñar un mueble específico? ¿Quizás tendríamos que pensar en un sillón selfie?

También nos maravilla ese tocador que en algunos países latinoamericanos es llamado “peinadora”, como si el propio mueble pudiese hacer algo por tu pelo. Sin embargo, con un ánimo más funcionalista o hambriento solemos apreciar más las cocinas con todo su mobiliario; cuando tenemos sueño nos encantan las camas o las almohadas y cuando queremos curiosear, las bibliotecas.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Egue y Seta (@egueyseta) el

Por cierto, ¿sabíais que la palabra “butaca” viene de una lengua aborigen venezolana llamada “cumanagoto”? Nos gustan mucho las butacas. Son tan cómodas, aportan tanto a nivel decorativo y hay tanto de dónde escoger….

¡Comparte!

No hay comentarios

Leave a Comment

Captcha loading...