Back to top

Decoración de colores neutros: Todas las ventajas

Home / Ideas decoración / Decoración de colores neutros: Todas las ventajas
Decoración de colores neutros: Todas las ventajas

Los tonos neutros en los objetos de decoración para el hogar nunca pasan de moda.

Gracias a su capacidad de adaptación, combinan con todo, incluso con los colores más llamativos.

Son un complemento perfecto para dar una sensación agradable a todo lo que acompaña sin acaparar el protagonismo, transmitiendo relajación a las personas que están en ese espacio. Justo lo que buscas para tu casa, ¿no?

¿Cuáles son los colores neutros?

Los colores neutros son todos aquellos que tienen una saturación baja y que muchas veces sirven como base.

Por ejemplo, en el campo de la pintura serían los más suaves de la paleta. Los tonos más representativos serían en beige, el blanco o el gris, aunque cualquier color pálido podría encajar en la categoría.

Las ventajas de decorar con tonos neutros

Usar colores neutros o nude en tu decoración es justo lo que necesitas, a no ser que busques algo estridente y extremo. Si este no es tu caso, conoce todas las ventajas de este tipo de tonos.

¿Quién dijo aburridos?

Hablar de gris o blanco puede asociarse a una casa neutra y sin personalidad, pero nada más lejos de la realidad.

Tanto estos como los otros tonos neutros son la apuesta perfecta para llenar de luz y calidez a tu hogar. La combinación de los matices de la decoración con el color y textura de los muebles y paredes será la que rompa ese estereotipo de aburrido y lo convierta en un ambiente sofisticado.

Consigue un espacio acogedor

Aunque ya se nos ha ido escapando a lo largo del artículo, sin duda la gran ventaja de los colores neutros es que dotan de dulzura y elegancia cualquier espacio de la casa.

Tanto si quieres darle un aura relajante a tu habitación como si buscas transmitir bienestar en el comedor, los tonos nude son justo lo que necesitas.

Conseguirlo es muy fácil gracias a que pegan con todo, pero hay combinaciones realmente infalibles. Una de ellas es usar decoración de madera junto a tonos pálidos, logrando un encanto especial, sobre todo en las épocas más frías del año.

¡Y nunca pasan de moda!

Apostar por los colores neutros es ir sobre seguro. Se trata de una decoración atemporal que no cansa y que además sale rentable, ya que no tienes que ir cambiándola cada pocos años. Sin duda, ¡los tonos neutros son el aliado que estás buscando!

¡Comparte!

No hay comentarios

Leave a Comment