Back to top
Home / Ideas decoración / Cómo colocar alfombras en el salón

Colocar perfectamente una alfombra en el salón puede parecer un proceso muy complicado sobre todo si no se tienen en cuenta algunos aspectos importantes. El tamaño de la alfombra, las dimensiones del salón o la cantidad de muebles que tenga la estancia son algunas de las cosas en las que debes fijarte antes de poner la alfombra.

Como sabemos que muchas veces nos acabamos equivocando en la elección de la alfombra o el salón no acaba de lucir tal y como esperábamos, te dejamos aquí varios consejos y trucos para conseguir un salón espectacular.

decoracion de lujo con alfombras

 

Calcula las medidas exactas

Las matemáticas son importantes a la hora de colocar una alfombra. Muchas veces nos hemos encontrado con salones en los que la alfombra es demasiado estrecha o pequeña y eso hace que la sala se vea mucho más deslucida e incluso poco cuidada.
Lo ideal es colocar una alfombra en la que quepan perfectamente los muebles que vas a situar encima, como un sofá, sillón o la mesita. Si caben las cuatro patas de todos los muebles y además sobran unos centímetros de alfombra, lo habrás hecho perfecto. Así que antes de lanzarte a la piscina y comprar a lo loco una alfombra, mide bien todos los elementos que vayan a ir sobre ella.

El color también hace mucho

Sobre el color perfecto para un salón, te podemos contar un truco infalible. Si tu salón es muy grande, opta por tonalidades más oscuras, mientras que si es pequeño y quieres darle un toque acogedor, necesitas colores claros.

Por supuesto, todo esto también dependerá de los colores que tengas en la sala, por ejemplo la tapicería del sofá o el color de las cortinas. Procura que todo quede armónico a la vista, ya que no hay nada más desagradable que entrar en una sala llena de colores distintos sin ningún punto de unión.

Utilízalas para delimitar el espacio

Si tienes un salón bastante amplio o se junta con la zona del comedor, puedes delimitar estos espacios con dos alfombras. Puedes colocar una que sólo sea para la mesa de comedor y las sillas y separar así la zona de salón de la del comedor. Visualmente habrás creado dos espacios distintos sin tener que poner muebles adicionales o paredes. Y si por el contrario, eres más amante de las alfombras grandes que llenen todo el espacio, asegúrate de que quede bien centrada con todos los elementos dentro de la alfombra.

¡No te olvides de fijarlas!

Seguro que has visto alguna vez alfombras mal colocadas, llenas de arrugas o cada vez más distanciadas de su lugar original. Una de las cosas más importantes para evitar esto es añadir una base antideslizante al suelo, de forma que quede fija la alfombra y no se salga de su zona. Todos estos pequeños trucos son muy necesarios para que acabes encontrando la alfombra que necesita tu salón. Así que ya sabes, sigue estas pautas y echa un vistazo a nuestra sección textil para descubrir nuestras novedades.

¡Comparte!

No hay comentarios

Leave a Comment

Cargando Captcha...